martes, 19 de julio de 2011

I

No busco vuestra compasión, pero tampoco quiero que me juzguen despiadadamente, algunos lo harán sin duda, sus dedos acusadores se quedaran suspendidos en el aire apuntándome sin remordimiento alguno. No se preocupen, estoy acostumbrado, no me punzaran más que otros muchos antes. Algunos levantaran sus voces hacia el cielo y algunos hasta hablaran con Dios sobre mi descontento con la vida, sinceramente no me importa, estoy inmunizado a los castigos y según mi experiencia a los milagros también. Me cuestionaran y discreparemos en muchos aspectos, yo no les quitaré la razón, es vuestra, igual que mi razón, es mía.

Solo os pido que me escuchen o que me dejen en paz, depende de vosotros, ya saben donde encontrar la salida. Lo de compartir mis pensamientos es cosa mía, egoístamente lo hago para mí, a ver que se siente ser egoísta, un sentimiento nuevo al que espero acostumbrarme cuanto antes. Todo esto es fruto de un impulso, probablemente, o simplemente es la manera mas sana para desahogarme, exponiendo así mi punto de vista sobre lo que la vida les ofrece a algunos y les quita a otros.

Es posible que mi visión sobre la misma sea un poco radical. Sé que no debería quejarme de nada, hay gente que de verdad sufre y sus vidas de verdad son invivibles, pero como es mi historia y mi vida, la que poco a poco se materializará encima de la pantalla, me apego al derecho de estar insatisfecho con lo que me ha ofrecido. He oído decir que ser optimista atrae la felicidad y la buena suerte. Yo creo que mi optimismo fue algo excesivo y en lugar de mezclarse con mi aura brincaba por encima de ella y se desvanecía o se pasaba a otras auras, que sabían como succionarlo.

En mis más de 30 años he aprendido que mi vida siempre sera así, los golpes de la fortuna aprendí dejarlos para las increíbles historias del mundo cinematográfico y para un misterioso numero y clases de personas. No existen para gente como yo, igual que el optimismo, los golpes rebotan o cogen efecto cuando se me acercan y a consecuencia golpean a otros. Pero empecemos como cada historia deba empezar, por el principio.

Anterior...

5 comentarios:

Hattori Hanzo (el sartenista) dijo...

Todos somos egoístas de muchas formas, todos somos unos grandes egoístas pero de distintas formas.

La vida sin duda es distinta para todos y eso nos molesta. A mi me habría gustado ser hijo de un millonario, ser físicamente atractivo, pero no tocó.

Saludos y por acá seguiré pasando.

Hattori
sartencaliente.blogspot.com

Eva BSanz dijo...

Interesante lo que escribes y triste, para que te voy a mentir. Pero en muchas ocasiones la vida se presenta así de cruel.

Mi beso y abrazo, seguire leyendote.

Katmarce dijo...

Hola Gordinflas: Gracias por visitar mi submarino, aquí me tiene el sentido de curiosidad.

Un blog es egoísta, sí claro. El autor escribe lo que venga en gana y es una suerte que haya quienes lo quieran leer :P En eso pensamos igual.

En todo lo otro... Gracia me hace. No voy a mentir, hay momentos en que coincido en algunas cosas que sientes y comentas.

Nos estamos viendo.

Katmarce--
submarinopimienta.blogspot.com

Gordinflas dijo...

Gracias por venir, espero que vuelvan a pasar y que sean igual de directos y sinceros. Saludos.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
GORDINFLAS

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE TOQUE DE CANELA ,STAR WARS, CARROS DE FUEGO, MEMORIAS DE AFRICA , CHAPLIN MONOCULO NOMBRE DE LA ROSA, ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

José
Ramón...